Aterectomía coronaria

La aterectomía es un procedimiento que alivia los síntomas de la enfermedad de las arterias coronarias, dado que mejora el flujo de sangre hacia su corazón.

Durante el procedimiento

  • Le adormecerán la piel del punto donde se hará la inserción (generalmente en la entrepierna) con anestesia local. Le harán una punción con una aguja para poder insertar el catéter. 

  • Luego, le pasarán un alambre guía a través de un catéter (un tubo delgado y flexible) que se llevará hasta la parte estrecha de la arteria. Su médico seguirá los movimientos en un angiograma, que es una clase especial de radiografía.

  • A continuación, le colocarán un catéter de aterectomía (el cual contiene un dispositivo de pulverización) en el sitio de la arteria coronaria donde está la obstrucción.

  • Un buril pulverizador cerca de la punta del catéter deshace la placa en pequeñas partículas que son arrastradas sin peligro por el torrente sanguíneo.

    Silueta de una mujer en la que se ven los sitios por donde puede insertarse el catéter en la entrepierna y en el brazo.
    Los sitios de inserción pueden ser la entrepierna o el brazo.

Después del procedimiento

  • Su médico o enfermera le dirá cuánto tiempo debe permanecer acostado y mantener inmóvil el lugar de la inserción.

  • Si el catéter se introdujo por la ingle, es posible que deba permanecer acostado y sin mover la pierna durante varias horas.

  • Una enfermera le revisará el sitio de la inserción y la presión arterial. Antes de regresar a su casa, es posible que le hagan radiografías del pecho y otras pruebas.

  • Después del estudio, es probable que permanezca en el hospital varias horas o hasta el día siguiente.

Llame a su médico

Llame a su médico si tiene cualquiera de estos síntomas:

  • Tiene angina (dolor de pecho).

  • Dolor, inflamación, enrojecimiento, sangrado o secreción de líquido en el sitio de la inserción.

  • Dolor intenso, frío o un color azulado en la pierna o en el brazo por el cual se introdujo el catéter.

  • Sangre en la orina, excrementos negros o de aspecto alquitranado, o cualquier otro tipo de sangrado.

  • Fiebre de más de 101°F (38.3°C).

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.